A, B, C ……O…….CORRER

Aunque este sea un título no muy ortodoxo te prometo que esta nota SALVARÁ TU ESTÓMAGO.
Estas letras son más que importantes y podrán ayudarte a disfrutar mejor de tu viaje.
Este proyecto se desarrolló durante la época donde el Alcalde Michael Bloomberg estaba a cargo de la ciudad desde el año 2002 hasta el año 2013.
Aunque no fue idea de Él ya que este proyecto se aplicaba en Los Ángeles y en otras provincias de los Estados Unidos, en el año 2010 New York modernizó su manera de controlar CASI todos los negocios que preparan y venden comida al público con 4 carteles y está de manera efectiva desde Julio del 2010.
Cada restaurant en Nueva York tiene que tener al menos 2 personas que hayan tomado un CURSO DE PROTECCIÓN DE COMIDAS, en donde los dueños o los empleados deben de tomar clases, aprobar el curso y el examen y de esa manera podrán trabajar y/o abrir un negocio de comidas.
Cada año, inspectores de comida asignados a diferentes vecindarios salen a inspeccionar a los comercios que fabrican y venden las comidas para asegurarse de que todos los requisitos sean cumplidos, entre ellos podemos mencionar
1) Temperatura de los alimentos
2) Higiene personal de cada trabajador
3) Mantenimiento de las instalaciones y de los equipos (Heladeras, freidoras, hornos, etc.)
4) Los productos de limpieza deben siempre de estar alojados en un lugar específico, especialmente que no estén cerca de las comidas o del lugar en donde las preparan
5) Proteger los alimentos contra una posible contaminación durante la preparación, durante el almacenamiento o durante el transporte de la comida hacia la mesa.
Todos aquellos que abran un restaurant por primera vez, deben siempre de obtener una clasificación determinada por la letra A la cual está ubicada en un papel de cartón duro de tamaño 8×10, de no obtenerla no son aprobados, pueden seguir trabajando pero en su lugar obtienen un puntaje llamado GRADE PENDING, el cual por ley debe de ser colocado en la entrada del establecimiento, ya sea la puerta, la vidriera o algún lugar visible para ayudar a los clientes a tomar una decisión si desean comer en el establecimiento o ir a comer a otro lugar.
Luego de esta visita inicial por parte de los Inspectores del Departamento de Salud, los dueños del establecimiento tendrán uno o más visitas sorpresas donde los inspectores se aseguran que el negocio esté limpio y libre de infracciones.