El Presidente podría iniciar acciones legales por Gran Hermano

Alberto Fernández instruyó al abogado Gregorio Dalbón a iniciar acciones civiles por daño contra su honor, luego de que una de las personas que participa del reality que se emite por Telefé lo vinculara con un hecho de corrupción.

El presidente Alberto Fernández podría iniciar acciones civiles “por daño contra su honor” contra un participante del reality Gran Hermano que lo vinculó con un hecho de corrupción, aunque desistirá de la acción legal si hay una retractación, anunció su abogado Gregorio Dalbón.

“Sin perjuicio de lo dicho por la vocera presidencial y en caso de persistir la injuria al Presidente de la Nación, @alferdez me instruyó a iniciar las acciones civiles por daño contra su honor. Esperamos evitar el dispendio judicial innecesario con la retractación”, publicó Dalbón en su cuenta de Twitter.

En la noche del pasado miércoles, la portavoz presidencial destacó que el Presidente “a lo largo de su trayectoria pública nunca se vio involucrado en hechos de corrupción” y “ha hecho de la transparencia un propósito central de su gestión en la función pública”.

“Habiendo tomado conocimiento de los dichos vertidos sobre el presidente por un participante del programa #GranHermano que transmite Telefe, nos vemos obligados a decir: el Presidente no tiene información sobre esta persona ni recuerda haberla conocido”, sostuvo la portavoz presidencial luego de la emisión del programa de el pasado miércoles a raíz de las afirmaciones de Walter Santiago, alias “Alfa”, participante del ‘reality show’.

“Preservando su honor, no podemos naturalizar que se alguien se exprese ligeramente de un modo tal que solo busca difamarlo y desprestigiarlo”, agregó la funcionaria.

En ese marco, expresó: “Ser una persona decente y honesta es un valor irrenunciable, por lo que solicitamos a @telefenoticias, a la producción de #GranHermano y al participante que se retracten y cesen en esta actitud agraviante”.

Por su parte, Dalbón sostuvo en declaraciones radiales que la idea “no es criminalizar nada”, sino hacer “lo que corresponde, que es defender el nombre y honor del presidente de la Nación”.

“Eso se hace a través de una demanda civil por daños y perjuicios en caso que no haya retractación”, explicó el abogado en declaraciones a AM530 y anticipó que va a esperar “un tiempo prudencial” antes de iniciar acciones legales.

En tanto, criticó que el conductor del programa Santiago del Moro “tiró la pelota afuera” en cuanto a la responsabilidad de la producción del programa “diciendo que firmaron un contrato en que cada participante se hace responsable por las cosas que dice”.

“Esto no es así. En la jurisprudencia cuando hay de alguna manera una injuria, no solo al presidente, sino a cualquier persona, puede ser condenada también la producción y el canal de televisión”, apuntó.

Finalmente, Dalbón recordó que tiene “tres años para iniciar la demanda” en respuesta a quiénes se preguntaban cómo iba a realizarse la notificación estando el participante adentro de la casa de Gran Hermano.

“No es una boludez porque es una agresión al presidente de la Nación gratuita y yo tengo tres años para iniciar la demanda. Lo puedo esperar sentado en el escritorio. La idea es organizar la agenda para la mediación que es lo primero que se hace antes de anteponer la demanda”, completó.